ENEUS
Aldapeta 49, 20007, Donostia - San Sebastián
+34 616-369-815

EL ARQUITECTO

Juan M. Otxotorena
Otxotorena Arquitectos, Pamplona
Juan M. Otxotorena

EL EDIFICIO

El edificio data de principios del siglo XX; y se enmarca en una línea estilística afiliada al historicismo regionalista de la época, dominada por el eclecticismo. El resultado es más que digno, tanto por la prestancia del aspecto exterior del volumen cuanto desde el punto de vista de la calidad de su espacio interior. Y posee una imagen característica, ha de subrayarse la manera en que se destaca en el paisaje, con una silueta muy marcada en la imagen de la ciudad desde la playa de La Concha.

Era en origen un ‘palacete’ unifamiliar. Tiene un aire distinguido y representativo. Su diseño es coherente y esmerado; y atiende con ambición y delicadeza al detalle. Desarrolla un lenguaje elaborado, pero sin barroquismos. Pone un gran cuidado en la composición y coronación de los paños, los remates, las transiciones y las perforaciones, en un alarde de gusto y sensibilidad: con notable profusión de molduraciones y ornato. Su diseño interior se asocia al protagonismo de un valioso e impactante espacio vestibular, bastante amplio y de doble altura. Resulta del vaciado de la parte central del volumen, muy importante en términos relativos; y se remata en su parte superior con una gran vidriera horizontal de luminosidad medida pero efectiva. La planta superior se asoma a este espacio

en todo su perímetro, a través de una balconada corrida de efecto visual y funcional muy grato. El acceso principal se sitúa en el eje perpendicular de este espacio central; y encuentra ante sí una retórica escalinata de mármol que salva la altura entre estas dos plantas y ocupa el fondo del eje de la composición.

La parcela se ciñe bastante a los límites del volumen, a excepción de su lado Norte, donde discurre la carretera de acceso al edificio, que asciende paralela a la fachada; más allá, el terreno cae hacia la cuesta de Aldapeta con una fuerte pendiente hacia la playa, arbolada y por momentos bastante intrincada.

EL PROYECTO

El proyecto comprende la rehabilitación del edificio y la introducción en la parcela de un nuevo volumen construido, de desarrollo más horizontal y acostado sobre el terreno en pendiente, bajo la cota del suelo de la planta baja. Este volumen se ubica con su espalda contra el terreno, con una conexión física con la edificación existente, también a efectos de accesos y comunicaciones interiores, y de cara a reducir el impacto global de la operación.

En el nuevo complejo, los espacios comunes más característicos del edificio existente —gran espacio central, oratorio…— mantienen su uso y su aspecto, en atención a sus características. Se conservan asimismo íntegramente los demás elementos valiosos de su composición y decoración interior.

La crujía exterior de las plantas superiores habrá de destinarse a salas de estar y de estudio, aseos comunes y habitaciones. La planta de sótano, por su parte, acoge diversas salas técnicas, aparte de una comunicación interior con el nuevo volumen. Éste, por su parte, presenta una estructura lineal de naturaleza eminentemente funcional. Tiene tres plantas, y completa el programa del complejo hasta llegar a un número de en torno a cincuenta dormitorios para estudiantes, todos individuales y con baño completo (lavabo, inodoro y ducha).